Ejercicio Abecedario Mágico

Vamos hoy a compartir un ejercicio de gimnasia cerebral que integra la visión, el oído y el movimiento y que se llama el Abecedario Mágico.  Los ejercicios de gimnasia cerebral son buenas prácticas para utilizar al máximo nuestro cerebro y llevar así una vida saludable.

¿Qué nos aporta realizar el ejercicio Abecedario Mágico?

Este ejercicio favorece el aprendizaje y nuestras habilidades de lectoescritura. Se recomienda tanto para adultos como para niños. Nos ayudará a utilizar ambos hemisferios a la vez.

¿Cómo comenzamos con este ejercicio? abecedariomagico

Comenzaremos escribiendo en una pizarra o en una cartulina el abecedario con letras grandes y  en mayúsculas, de forma que se lea fácilmente. Debajo de cada letra escribiremos aleatoriamente una de estas tres letras: i, d, j. Tal y como se muestra en la imagen.

No tiene porque ser el orden que hemos puesto aquí, puedes modificarlo como desees. De hecho si repites el ejercicio diariamente durante varios días seguidos (por ejemplo alrededor de un mes), cosa que se recomienda, estaría bien que modificaras el orden de la segunda fila o la forma de realizarlo. ¿Por qué? Porque tu cerebro puede memorizar y en ese caso el ejercicio ya no tendría el mismo efecto.

¿En qué consiste el ejercicio del Abecedario Mágico?

Consiste en decir en voz alta el abecedario mientras levantas los brazos correspondientes según las letras de la fila de abajo que le corresponda. La letra i = brazo izquierdo, d = brazo derecho, j = ambos brazos.

Cuando domines el ejercicio podrás realizar variantes del mismo bien como decíamos arriba cambiar el orden de las letras que nos indican que brazos debemos levantar, o bien realizando el abecedario al revés comenzando con la Z y terminando por la A.

Puedes incluir las variantes que se te ocurran, incluir levantar piernas a la vez que los brazos, pudiendo ser la del mismo lado o incluso la del lado contrario…, aquí no hay límites, tu imaginación al poder para ir modificando los ejercicios y llegar un poquito más allá.

Lo interesante de algunos ejercicios de gimnasia cerebral o de aquellos que ayudan a utilizar ambos hemisferios de nuestro cerebro es que no resulten rutinarios. Una vez que tu cerebro se acostumbra a ellos es interesante hacer algún tipo de cambio.

Si has practicado alguna vez ejercicios de este tipo sabrás a lo que nos estamos refiriendo, y sino prueba a hacerlos y verás lo que queremos decir con no realizarlos “rutinariamente” o “de memoria”.

Hay muchos ejercicios de este tipo que estaremos compartiendo con vosotr@s en próximas entradas. Espero que los disfrutéis ya que pueden resultar divertidos a parte de beneficiosos tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente.

¿Te animas a probarlo y nos cuentas tus experiencias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>